Espacios Exteriores Libres de Humo

Se ha demostrado que la exposición al humo de segunda mano es peligrosa, a cualquier nivel. En 2006, la Junta de Recursos del Aire de California (CARB) declaró oficialmente el humo de segunda mano un contaminante del aire tóxico y el Cirujano General de los Estados Unidos publicó un informe histórico que concluyó que no existe ningún nivel seguro de exposición al humo de segunda mano.

El reconocimiento de la fuerte toxicidad del humo de segunda mano ha impulsado los esfuerzos de funcionarios locales en todo el Estado por intervenir para proteger a los residentes contra la exposición al humo de segunda mano en sus comunidades. Las comunidades están tomando medidas para proteger a los residentes en las entradas de negocios, espacios recreativos como parques y playas y otros lugares donde la gente se reúne, tales como filas para servicios y eventos públicos.

Nosotros llevamos un seguimiento de estas políticas y brindamos recursos para todos aquellos que deseen implementar políticas similares en sus propias comunidades.

Recursos: